ARRÒS AMB PANSES, BONIATO I CIGRONS

ARRÒS AMB PANSES, BONIATO I CIGRONS

Arròs amb panses, moniato i cigrons

Hola amig@s! Hoy os presentamos un plato sorprendente con un toque dulce, de preparación  fácil y de sabor inolvidable  arròs en panses, moniato i cigrons, en castellano, arroz con pasas, boniato y garbanzos. Es una receta tributo que nos enseñó  nuestra abuela Valentina, y que solía cocinar en una cazuela de hornear en el fogón de la cocina de guisar. Tradicionalmente, los arroces al horno, se les llama en nuestras comarcas“passetjas”( paseados) , ya que se llevaban al horno del pueblo para que el grano de arroz quedará bien “rostidet” (rustido) y suelto. 

Especialidad valenciana, típica de la comarca de La Ribera Baixa y también de La Marina

¿De dónde viene este arroz?

Es una especialidad valenciana, típica de la comarca de La Ribera Baixa y también de La Marina. Lugares tan bonitos y fértiles que han albergado a los largo de su historia  cultivos sucesivos como por ejemplo  la pasa, el algodón, la  vid, olivos, almendros, todos . La Marina ha sido siempre conocida por la calidad de sus pasas de uva moscatel, pero en la comarca de la Ribera Baixa, antes de la llegada del monocultivo de cítricos, había partidas dedicadas al cultivo de la vid.

 El arroz al horno con Pasas y Boniato, el primo hermano del pilaf

arroz con pasas, boniato y garbanzos.

 Este arroz al horno está emparentado con el el arroz marroquí conocido como el  Roz Bi Saffran , al que se le añade frutos secos y pasas, y también con el plato típico de regiones del mediterráneo oriental y de herencia otomana llamado  İç pilav que se prepara con piñones, pasas y almendras. Hay que decir que es un arroz muy conveniente para estos días de cuarentena, en los que estamos más en casa  y no podemos hacer mucho deporte, así que una buena opción. Es un arroz viudo, sin carne, es decir vegetariano, pero para aquellos que no puedan soportar la ausencia de la carne, se le puede añadir unas costillitas de cerdo.Tampoco, se necesita un caldo especial, pero si se dispone de caldo de verduras, se puede añadir al caldo que se ha elaborado al cocer los garbanzos. En la receta original solamente se usa como caldo el de la cocción de los garbanzos.

Tras las huellas de la cocina andalusí y de los reinos de taifas

Garbanzos siempre presentes en la dieta mediterránea

La impronta de este periodo histórico se puede ver en la confección de postres como el turrón, el arroz con leche o  la almoixavena . Y también en la preparación de platos con frutas,  hortalizas  y legumbres como el garbanzo. La comida valenciana está repleta de platos elaborados con cultivos que fueron introducidos en nuestra gastronomía por los árabes. De hecho inventaron las albóndigas e introdujeron los escabeches y ese gusto por sabores con matices especiados a canela, azafrán y la complejidad de los platos que combinan a la perfección el  paladar dulce y salado,  como el arroz que os presentamos hoy.

Esperamos que os guste nuestro arroz al horno! El arroz no es  meloso,por tanto, ha de quedar suelto y rustido.

Arròs al forn amb panses, moniato i cigrons

Arròs al forn amb panses, moniato i cigrons

Ingredientes: 400 g de arroz, 200 g de garbanzos a remojo desde la noche anterior, 250 g de pasas hidratadas, 2 boniatos grandes blancos, 1 cabeza de ajos, azafrán, aceite de oliva, sal y caldo de cocción de los garbanzos ( cuatro vasos y medio), azafrán y sal.

En una cazuela de barro o de horno, se añaden las pasas, los ajos, el arroz y por último el boniato.

Preparación:

Arroz quedará bien “rostidet” (rustido) y suelto.
  1. La noche anterior se ponen los garbanzos a remojo. A continuación se cuecen en una olla una hora. Al final de la cocción se le puede añadir el colorante o el azafrán.
  2. Desgranamos  la cabeza de ajos y realizamos un pequeño corte en cada diente, pero los dejamos sin pelar.
  3.  A continuación, en una sartén sofreímos los ajos, y los reservamos.
  4. Añadimos a la sartén las pasas que han estado a remojo por los menos 30 minutos. Los garbanzos ya cocidos y los reservamos. 
  5. Cortamos el boniato en rodajas no muy finas y lo sofreímos en la sartén.
  6. En una cazuela de barro o de horno, se añaden las pasas, los ajos, el arroz y por último el boniato. Vertemos en esta cazuela el caldo de la cocción de los garbanzos al cual hemos añadido azafrán o colorante y lo hemos rectificado de sal. Las pasas deben quedar abajo o cubiertas por el arroz  para que no se quemen.
  7. Introducimos la cazuela en el horno ya precalentado a unos 200º  durante unos 35 minutos ( 20 minutos con calor sólo abajo y 15  minutos calor arriba y abajo). El tiempo es aproximado,conviene probarlo para comprobar que el arroz está cocido. Lo dejamos reposar unos minutos  antes de servir.
Vertemos en esta cazuela el caldo de la cocción de los garbanzos

Variantes:  si no tenemos boniato blanco, podemos sustituirlo por el boniato naranja, también podemos emplear patatas en su sustitución. Se le puede añadir piñones o perejil.

Maridar el arroz al horno con pasas, garbanzos y boniatos con un vino tinto de la variedad shiraz de nuestra tierra

  Nuestra opción personal es maridar el arroz al horno con pasas, garbanzos y boniatos con un vino tinto de la variedad shiraz de nuestra tierra para disfrutar al máximo de  este manjar de la dieta mediterránea!!

LA NARANJA, TU ALIADA EN LA CUARENTENA. ÁNIMO QUE VENCEREMOS.

Esperamos que estéis todos bien y os animéis estos días a dar rienda suelta a vuestros dotes culinarias y a sorprendernos con recetas que incorporen los cítricos. Haced fotos de vuestros platos y enviádnoslas a info@martirinas.com o compartidlas en nuestro facebook o nuestro instagram. Os esperamos en nuestra próximo post!

LA NARANJA, TU ALIADA EN LA CUARENTENA. ÁNIMO QUE VENCEREMOS.

¡Nos vemos en los balcones!

Aún queda nuestra Pascua: Feliz Pascua de Sant Vicent!

Aún queda nuestra Pascua: Feliz Pascua de Sant Vicent!

Aci pica, aci cou, aci trenque l’ou ! La tarara, el caxirulo, la comba, la paella con amigos y la guinda del pastel: nuestra Mona de Pascua.  La Pascua es muy valenciana, y tanto la Florida como la de nuestro Santo Patrón Sant Vicent Ferrer  se celebran preparando este dulce tan redondo y no sólo por su forma sino también por su sutil sabor a raspadura de limón y  a aroma de naranja. La cuna de las Monas de Pascua se encuentra en Alberic, pero su confección se extiende por toda la geografía de la Comunidad Valenciana.

De monas, toñas, tonyetes fines y panquemao

En Alicante se las conoce como toñas y en Castellón se confeccionan con frutas glaseadas o en rollo con los huevos duros sujetados por unas tiras de pasta. La tradición consiste en regalar al fillol o fillola, ahijado o ahijada un panquemao o mona y una figurita de chocolate con motivos primaverales. El huevo cocido pintado o sin pintar, es un símbolo de la esperanza y del renacer.

La mona, el fillol, la fillola y la figolla maltesa

 A partir del siglo XIX, al modo francés, los huevos duros dieron paso a auténticas esculturas de chocolate. Este postre, como tantos otros del recetario valenciano está emparentado con la figolla maltesa y siciliana, ésta última hecha de mazapán y de azúcar glas, con siluetas de animalitos recién llegados al mundo como mariposas, pececitos, conejitos, pollitos… etc. La palabra mona proviene de la voz árabe munna  y se trataba de un obsequio o regalo.

Gracias Loli, Nacho y Ángel por vuestras maravillosas monas!!!

La mona todo el año

Su consumo en Pascua es habitual en las regiones mediterráneas. A nosotros, nos encantan las que están rematadas con caramull. Y tenemos la suerte que en muchas pastelerías y hornos de nuestras comarcas se hornean todos los días del año para alegrar nuestros desayunos y meriendas.

Mona de Pascua con ralladura de naranja y limón!

En estos tiempos de confinamiento, no hay plan mejor que lanzarse a preparar una auténtica mona cítrica! 

Mona de Pascua Valenciana Con ralladura de naranja y limón

INGREDIENTES

  • 1kg y 1/4   de harina de fuerza
  • 250 gr de azúcar
  • 6 de huevos
  • 2 claras de huevo para untar o para montar a
  • Raspadura de limón y naranja
  • Medio vaso de aceite
  • Medio vaso de zumo de naranja
  • Medio vaso de agua tibia o también de agua de azahar
  • Canela para espolvorear
  • 100 gr de levadura fresca

MODO DE PREPARACIÓN

  1. En un lebrillo ponemos los huevos y se baten junto con el aceite, la raspadura de limón y naranja, el azúcar, el zumo de naranja, el agua tibia y la levadura deshecha.
  2. Incorporamos la harina y se amasan todos los ingredientes hasta lograr una masa homogénea.  Si se necesita más harina, le añadimos paulatinamente hasta que quede una masa elástica. Tapamos la masa con un trapo y en un lugar templado la dejamos reposar de 2 a 3 horas.
  3. Volvemos a amasar y sobre un papel de horno o neula damos forma a las monas y las depositamos en la llanda del  horno. Antes de meterlas al horno, les hacemos un corte en forma de cruz, las untamos con clara de huevo y espolvoreamos con una mezcla de azúcar, canela, ralladura de limón y naranja. También podemos incrustar el huevo duro en el medio, quizás adornar con claras de huevo montadas o almendras o nueces laminadas.
  4. Las dejamos reposar y las llevamos al horno durante 25 o 30 minutos a 180 grados con calor arriba y abajo. Tras 20 minutos en el horno se pueden tapar con papel de aluminio para que no se quemen.

PARA DECORAR

  • claras a punto de nieve
  • nueces o almendras laminadas
  • Huevo duro en el centro

LA NARANJA, TU ALIADA EN LA CUARENTENA. ÁNIMO QUE VENCEREMOS.

Esperamos que estéis todos bien y os animéis estos días a dar rienda suelta a vuestras dotes culinarias y a sorprendernos con recetas que incorporen los cítricos. Haced fotos de vuestros platos y enviádnoslas a info@martirinas.com o compartidlas en nuestro facebook o nuestro instagram. Os esperamos en nuestro próximo post, una receta que sorprenderá vuestro paladar: arroz al horno con sabor andalusí, plato autóctono de nuestra comarca!

LA NARANJA, TU ALIADA EN LA CUARENTENA. ÁNIMO QUE VENCEREMOS.

¡Nos vemos en los balcones!

Torrijas pascueras con un twist citrico

Torrijas pascueras con un twist citrico

En estos días en los que estamos más en casa no hay nada mejor para alimentar el alma y el cuerpo que recuperar las recetas de nuestra infancia. Hoy os presentamos las TORRIJAS pero con el TWIST CÍTRICO de nuestras naranjas y limones MARTIRINAS. Hay platos que nos recuerdan a personas de nuestra vida y nos llenan de alegría. Lanzarse a cocinar estas especialidades culinarias tan entrañables es quizás, el mejor tributo que podemos hacer a nuestros seres queridos. Lo llamamos “cocina-tributo”, a toda esa sabiduría popular, que convierte unas cuantas rebanadas de pan duro, en una exquisitez!. Pues no son poco los restaurantes, con soles y estrellas, en los que estas llesques amb ou culminan sus menús degustación. Estamos de suerte, pues no necesitas ser un gran chef ni tener la despensa llena para preparar este manjar. Nunca podremos olvidar la primera vez que probamos las torrijas de nuestra querida Tía Pilar, esponjosas, con el sabor sublime del azúcar y la canela especiado por la corteza de limón y zumo de naranja. Se trata sin duda de un postre de cocina de aprovechamiento y subsistencia, bien extendido en varios países europeos y conocido como el pain perdu  francés, las French Toasts británicas y el pan perso italiano. En Valencia, se preparan durante la Semana Santa pero  también en Pascua y Navidad. Para los mas gulas, en Valencia se pueden preparar con orxata de xufa en vez de leche aportando un toque más ligero y un sabor inesperado pero muy delicioso.
Y AHORA A COCINAR Y DISFRUTAR DE ESTA RECETA  MARTIRINAS PARA LOS PALADARES MÁS CÍTRICOS !

INGREDIENTES:

  • una barra de pan del día anterior
  • medio litro de leche entera
  • dos huevos
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • canela en polvo
  • corteza de un  limón 
  • zumo de dos naranja Powell Navel ( de alto contenido en zumo)
  • anís dulce en bote (cucharita de café)
  • Caramull (Para decorar: Clara de huevo batida)

MODO DE PREPARACIÓN:

  • Calentamos la leche entera a fuego lento con una cucharada de azúcar, la piel superficial de un limón y dos cucharadas de canela en polvo . Lo llevamos a ebullición y dejamos que se enfríe unos minutos.
  • Cortamos el pan en rebanadas de 2 o 3 centímetros.
  • En una fuente honda y plana, empapamos las rodajas de pan con la leche.
  • Exprimimos el zumo de una o dos naranjas de abundante zumo
  • Ponemos la sartén a calentar con abundante aceite.
  • Batimos los huevos.
  • Pasamos las torrijas primero por el zumo de naranja y luego las rebozamos en  el huevo batido.
  • Ponemos las torrijas en la sartén y las sacamos cuando tengan un color dorado.
  • Ponemos las torrijas sobre papel absorbente de cocina.
  • Para emplatar, colocamos las torrijas en una fuente y las espolvoreamos con azúcar y canela.
  • Podemos decorar  nuestras torrijas con caramull.

Y SIEMPRE  DISFRUTAR CON UNA NARANJA RECIÉN COGIDA DEL ÁRBOL DE MARTIRINAS.

 LISTAS PARA DEGUSTAR!! 

  YA SABES LLENATE DE VITAMINA C!